Geolocalización, aliado del marketing mobile

  • 18/02/2017

Juan Carlos Göldy, CEO de Logan, Chairman de la MMA y miembro del Board LATAM de la MMA, habla sobre los distintos tipos de opciones de geolocalización

“En ámbitos cerrados, proximity marketing es muy utilizado por el retail y el consumo masivo para incentivar la acción de compra, fidelizar a los clientes mediante promociones, premios o cualquier acción de marketing que se retroalimente de la información precisa de localización del usuario”, describe. ¿Cómo funciona? Es un sistema que se vale de beacons - dispositivos pequeños que se deben colocar estratégicamente -, que emplean tecnología bluetooth low energy (BLE) y permiten, de esta manera, transmitir un identificador único universal que es recibido por una aplicación específica o el mismo sistema operativo móvil. “Es muy útil, especialmente para la detección de localización en interiores, donde las demás modalidades tienen problemas debido a las interferencias que producen los edificios”, señala Göldy.

Por su lado, para la geolocalización en exteriores hay múltiples métodos que logran determinar la ubicación de un dispositivo. En este caso, los dos factores en juego son el alcance y la precisión, siendo inversamente proporcionales el uno al otro. “A nivel técnico, el dispositivo obtiene su ubicación a partir de distintos procedimientos de acuerdo a los servicios activos y disponibles para dar con la localización más certera. La App debe solicitar el permiso al OS para recibir esta información, que a su vez se puede utilizar para mejorar la experiencia de la aplicación, venderse o utilizarla publicitariamente”, explica el CEO de Logan, la compañía de marketing mobile independiente más eficiente de Latinoamérica.

Especificamente en el terreno del marketing mobile, existen diversas formas de generar audiencias y detectar intereses. A los métodos digitales tradicionales se sumó recientemente App graph, una herramienta que permite saber qué aplicaciones emplea un usuario y con qué frecuencia lo hace para determinar así sus gustos. “Esta información, junto a la geolocalización, la data de navegación e interacciones que tuvo en el pasado con diferentes anuncios publicitarios, nos da la posibilidad de obtener una fotografía exacta de cada propietario de un dispositivo móvil”, resalta Göldy.

En América Latina, más de 400 millones de personas poseen celulares y de ellos, 180 millones son smartphones. En ese contexto, la geolocalización de los teléfonos inteligentes es una de las herramientas con mayor proyección de crecimiento dentro del marketing mobile. “El marketing cambió completamente. Hoy el poder y el control pasaron al consumidor, y los negocios deben adaptarse a esta realidad brindándoles lo que ellos realmente demandan de la manera más puntual, simple y rápida posible”, concluye Juan Carlos Göldy.

Comentarios