El concurso supuestamente proponía pautar todos los avisos participantes y premiar al que mejores conversiones consiguiera. A continuación, el comunicado de la AAP:

La AAP ha tomado conocimiento de este supuesto “Concurso de Creatividad” en el día de ayer y nos comunicamos directamente con los responsables de Rappi, a fin de informarles que estas prácticas son absolutamente contrarias  a la ética y a la normativa vigente.

Es imprescindible que todos los anunciantes, independientemente de su tamaño y origen, entiendan que el trabajo de creativos, diseñadores, community managers y cualquier otro especialista tiene un valor y que todo profesional al que se le solicite trabajo debe ser remunerado por ello.

Disfrazra (por ignorancia o por astucia) de “concurso” a una situación en la que profesionales trabajan gratis para una empresa que lucra con el fruto de ese trabajo es inadmisible desde el punto de vista ético y contrario a todas las buenas prácticas de nuestra industria.